Mercer’s 2016 Quality of Living City Rankings

Origen: Mercer’s 2016 Quality of Living City Rankings

El ranking de ciudades de Mercer LLC ordena las ciudades de acuerdo a una serie de factores que afectan la calidad de vida de los expatriados en cada una de ellas, incluyendo por supuesto la inseguridad. Aunque no es su único objetivo, puede ayudar a determinar si una compañía debería dar una compensación monetaria extra a sus empleados por aceptar vivir en una ciudad donde su calidad de vida baja.

El listado incluye sólo 230 ciudades, pues se trata de los destinos más comunes para los empleados de empresas trasnacionales. La primera ciudad de América Latina aparece en la posición 74 y es San Juan de Puerto Rico. Más adelante Buenos Aires y Santiago, en los lugares 93 y 94, mientras que la primera ciudad mexicana en la lista es Monterrey, en el lugar 108 y bien arriba de la CDMX que aparece hasta el sitio 127, abajo de San José o Brasilia, y apenas por encima de Bogotá.

El rankeo es muy poco halagador y nos indica la baja calidad de vida que perciben los extranjeros en nuestras ciudades. Pero peor aún, aquí se cuenta cuán mal viven ellos en nuestro país, ¿y qué tal viven los mexicanos en sus propias ciudades? Sin primas de expatriados, sin subsidios a la localización, sin ser altos mandos de empresas extranjeras, ¿se imaginan cuál sería el lugar de nuestras ciudades en un verdadero ranking de calidad de vida que incluyera a todos los ciudadanos y no sólo a una élite privilegiada?

Dudo que cualquiera de nuestras ciudades lograra colocarse entre las primeras 230.

Las “ciudades fantasma”, la paradójica estrategia de urbanización china – BBC Mundo

Un experimento que China se puede permitir y que de acuerdo a la nota, en ocasiones resulta exitoso y a veces, no tanto. México no tiene en absoluto las mismas condiciones demográficas, así que imaginar la construcción de ciudades enteras antes de que haya una demanda del mercado, es inimaginable. Sin embargo, no deja de resultar pertinente anticipar el crecimiento de la demanda para desarrollar zonas que se articulen adecuadamente con la ciudad existente y que ofrezcan verdaderas soluciones de vida para sus futuros habitantes, en lugar de esperar a que la ciudad crezca para ver cómo se palian los efectos negativos de una deficiente integración.

 

Origen: Las “ciudades fantasma”, la paradójica estrategia de urbanización china – BBC Mundo

Mexico City Moves Forward with Ambitious Elevated Park

Origen: Mexico City Moves Forward with Ambitious Elevated Park

Y así se publicita un proyecto.

Los detalles de este proyecto siempre se esconden bajo las efímeras y coloridas imágenes de los renders con que lo han presentado. En concreto, de las virtudes que le atribuyen, no identifico cómo se propicia la conexión entre las colonias Juárez y Roma. Al contrario, se profundiza la separación al poner dos pisos de tiendas entre ellos.

Segundo, ¿qué es un espacio de arte? ¿una banqueta con algunas esculturas salpicadas por aquí y allá? Parece una concepción bastante reduccionista del arte y su inserción en el espacio urbano.

Se podría discutir si necesitamos otro centro comercial más en esta ciudad, pero ya es tan absurdo, que ni para desgastarse en ello. Finalmente, el inicio del video es bastante atinado en destacar el único problema real de la zona: el tráfico (porque ni es más insegura que otras, ni más caótica, ni más degradada ni nada de eso, esa es una visión burguesa de quien no ha recorrido la ciudad con los ojos bien abiertos). El asunto es que el proyecto no interviene realmente en solucionar el tráfico! Más bien le pone una tapita a la avenida y hace que los peatones suban uno y dos pisos para pasar por arriba. ¿Es o no una falacia? “el transporte vehicular es un problema y pone en peligro a los peatones, por lo tanto, quito a los peatones…”

Luego si la gente no se quiere subir a sus paseos elevados criminógenos y degradados, van a decir que los mexicanos son unos necios que no saben comportarse en una ciudad.

Hot to Cold, o como la arquitectura reencuentra su sentido

Sin tratar de intimidar al observador con discursos megalomaníacos, haciéndole creer que el diseño arquitectónico sirve a la elevación del espíritu y que si no aprecia el sutil juego de volúmenes, es porque no entiende de arte, la serie de proyectos de BIG que se presenta en la exposición “Hot to Cold” recuerda que en esencia, la vocación primordial de la arquitectura es proveernos de espacios habitables. Y si, esos espacios pueden (¿deben?) además ser bellos, pero ante todo, la responsabilidad fundamental de la arquitectura es que los usuarios tengan condiciones confortables para desarrollar sus actividades cotidianas.

¿Cómo lograrlo? Pues bien, la respuesta la tenemos desde hace miles de años, pero en el último siglo lo olvidamos por completo, y es haciendo arquitectura coherente con el sitio en que se ubica. Así de simple. En climas cálidos, un tipo de estrategias, en climas fríos, otras distintas. Lo extraño no es la forma tan sensata de practicar la arquitectura que tiene BIG, sino el que sean tan pocos los despachos respondiendo adecuadamente a los sitios en que se implantan sus proyectos. Basta de arquitectura “internacional” que termina siendo tan estandarizada como un MacDonald’s, y larga vida a una arquitectura específica al sitio.

La exposición del National Building Museum (Washington DC) cierra pronto, pero se encuentran trazos en el catálogo y en algunas reseñas por internet:

http://www.nbm.org/exhibitions-collections/exhibitions/hot-to-cold.html

http://www.taschen.com/pages/es/catalogue/architecture/all/04636/facts.big_hot_to_cold_an_odyssey_of_architectural_adaptation.htm

http://www.archdaily.com/592858/hot-to-cold-big-s-odyssey-of-architectural-adaptation-opens-at-the-national-building-museumIMG_2112